Archivi autore: Massimo Pisani

Das ist keine Ausstellung

DAS IST KEINE AUSSTELLUNG

Huele a pólvora y moho.
La voluntad se reafirma a través de sentencias e imágenes disciplinadas que están sumergidas en la memoria.
Estos son tiempos de reconstrucción, de desafíos materiales, de proclamas y afirmaciones, afirmaciones que necesitamos y que nos permiten volver al trabajo, al método duro para la conquista del espacio que nos corresponde.
Hay herramientas que nos permiten poner el tiempo en pausa, que nos devuelven la “capacidad”, el riesgo de error, la belleza del accidente. Se trata de oponer el segmento al fragmento, el cálculo a la improbabilidad.
La utopía acompaña al esfuerzo, la intención vence la brecha, lo “cierto” reafirma su legitimidad hacia lo efímero.

Das ist keine Auststellung es una capitulación del sistema, afirmación que niega, negación que afirma.
Es una visión regresiva, hunde el dedo en los intersticios de la conciencia política, afecta la higiene de la contemporaneidad, arremete contra la medio-cracía, contra el aval y contra el control.
No pretende dar soluciones, las soluciones son al problema como la alternativa es a la persistencia.
Se remonta a tiempos antiguos en los que la definición de degenerado atravesaba Europa, sembrando trigo, infectado con la esperanza de una sociedad perfecta, aria, blanca.
Por el contrario, en la esperanza de la salvación, una maleta de pan y moldes para hacer galletas de alquitrán cae esparciéndose por el suelo.
La sensación de peligro inminente o actual modifica nuestra conciencia reduciéndola a algo muy pequeño, apelamos a la justicia justicialista, a la seguridad segura, a la credibilidad creíble, al voto, a la delegación con la ilusión de que el sistema puede cambiarse desde dentro.
No es posible tener una imagen clara del contenido en el cual estás inmerso.
La necesidad de tomar distancia de las cosas resulta salvadora,
distancia de los parámetros supuestamente democráticos, de la economía de mercado, de la brutal organización de la violencia estatal, de la lógica de la guerra, de la posibilidad de que la tecnología pueda salvar a la humanidad, de la ausencia prospéctica.
Alejarse del estado de necesidad parece imprescindible para la generación de nuevos esquemas.
Alejarse del estado.
Alejarse.
Algunas formas hacen alarde de un cierto grado de rebelión a la espera de que algo ocurra, las banderas negras del libertarismo están todavía allí esperando, como un anuncio.
No se trata de visiones del pasado, sino un contemporáneo negado, vertido de un matraz a otro en un intento de crear nuevas fórmulas y antiguas alquimias.
Las letanías se repiten y la tensión aumenta.
Mañana no quedará nada de las palabras vacías de las d.e.m.o.c.r.a.c.i.a.s. y del estado de derecho, de la contingencia, de la ortogonalidad institucional, del deber, de la ciudadanía, de la pertenencia, del control.
Sólo una secuencia numérica transversal, una diagonal, recorrerá la conciencia restaurando su posición hegemónica.
En esta dirección, la incapacidad transformándose en posibilidad nos permitirá enfrentarnos a la inevitable cuestión acerca el ser y la duda perentoria, enfrentándonos al cartografiado de la impermanencia que con estas herramientas trataremos de trazar.
1-2-3-4-5-6-7-8-9-0.
Es difícil de creer, pero todo comienza en una secuencia de números a los que una vez confié la conciencia de un futuro imaginado pero inequívocamente conocido.
“L’eternitè”, un concepto indispensable que acompaña a la juventud.
123456789 y finalmente cero.
El cero como corolario del todo, suma y resta, lo continuo y la finitud, interior y exterior, presencia y ausencia.
El cero que reúne a los cuerpos en el acto, que rompe las certezas y edifica al mismo tiempo.
El cero que resuelve lo que resuelto está.
Pero entonces otra vez el uno, el dos, el tres, el cuatro, el cinco, el seis, el siete, el ocho, el nueve en una secuencia horizontal.
Ahora, después de un tiempo, retoma sentido la germinación de la diagonal.
La transversalidad lleva a todas partes jugando al rebote en los límites del “campo”.
Defendemos el “estatus” sin considerar mas allá un posible “motus”, delegamos, respaldamos, creemos, defendemos y finalmente, en lo íntimo, rechazamos.
Aforismos y sentencias se mezclan en una ilegibilidad debida a un astigmatismo deseado, buscado, debido y a un esfuerzo requerido.
La transposición de significado no se refiere a lo no leído, las palabras superpuestas se convierten repentinamente en imágenes.
La posibilidad de redención de la imagen a través de la palabra, no hace más que reafirmar la primera haciendo inútil el empeño.
En definitiva, el intento de zanjan este asunto, se desvanece bajo el efecto de la recreación.
La dislocación llevada al límite se transforma en una mención, en una cita con el pasado, mientras que en la fragmentación del acto evocador, el presente se congela ipso facto.
La pertenencia no me ha sido concedida, sólo algún indicio … pero nada más.

Lo siento, no soy de aquí.

MASSIMO PISANI 2018

H.S.L. Hydrogenic System Laboratories

H.S.L. HYDRO-GENIC SYSTEM LABORATORIES

H.S.L. Hydro-genic System Laboratories es un proyecto que nace como resultado de una reflexión sobre el tema de la creación y el papel que desempeñan todos los elementos del sistema del arte, así como de la producción.

He tratado de adoptar un mecanismo paralelo al sistema de promoción de productos comerciales, centrándome en el campo de productos farmacéuticos.

He creado una empresa matriz ficticia (Underwood) y una serie de documentos que atestiguan el cumplimiento de las responsabilidades de un contratista (HSL), que a su vez descarga de responsabilidades al trabajador por la posible manipulación errada del “material artistico” (teniendo en cuenta que la obra de arte y los sistemas creativos podrían resultar altamente tóxicos).

  1. Construcción de un componente llamado Dry Object Nº 1, generador de “proto-pintura” (manchas de color obtenidos por medio de la compresión y descompresión sencilla entre dos hojas de vidrio).

  2. Estudio y aplicación de imagen corporativa (logotipo, carteles, información, video promocional y el procesamiento digital de una mancha de “proto-pintura” como patrón de referencia un para la posterior aplicación a diferentes elementos como, por ejemplo, bacterias, mapas del metro, cartas estelares, copos de nieve, etc).

  3. Maqueta de la sede corporativa.
  4. Packaging para antídoto Protox.

En este caso, todos los papeles son desarrollados por el artista, desde la fundación de la empresa, a la gestión, creación, manipulación y, por último: promoción y ventas.



Grande compasso pan-goniometrico

GRANDE COMPASSO PAN-GONIOMETRICO

Donde la escultura encuentra la arquitectura pierde su valor de representación por re-definirse en lo de la utilidad.

A veces, como en esta ocasión, una utilidad negada o en todo caso posible.

En este caso el proceso de la instalación suele transformar el objeto-escultura en arnés, en instrumento apto de crear una especie de trigonometría ampliada capaz de definir la exacta posición del objeto en relación con las coordenadas espaciales.

La idea de medición que ha acompañado mi trabajo a lo largo de los años también se manifiesta aquí también como un elemento fundamental de la obra.

Esta idea de “medida” o “medición” me ofrece la oportunidad de relacionar el sujeto con el objeto, despojando al segundo el rol que generalmente se le atribuye como objeto celebrativo y representante, como un monumento.

El concepto de medición debe entenderse como pensamiento codificado, pero también como un límite lingüístico que se necesita superar.

El objeto en cuestión, creado por el ensamblaje de placas de hierro de cortes escalenos, unidas perpendicularmente entre ellas y de barras cuyos extremos terminan con puntas, traza círculos a partir del punto de contacto con la superficie y con un radio par a la extensión de los puntos entre ellos.

El “compás” podría rotar indefinidamente en las tres coordenadas espaciales, creando un patrón igualmente ilimitado de signos, teniendo así el potencial de determinar una cantidad indefinible de posiciones en el espacio tridimensional.

Aunque la funcionalidad es negada por la inmovilidad, el objeto artístico así transformado en utensilio o más bien en una utilidad, puede sugerir el movimiento; un movimiento que tiende hacerse explícito en el procesamiento mental del mismo.

Pensando en la escultura como herramienta, podemos reconsiderarla situándola en la zona límite entre lo estético y lo ana-estésico, entre lo estático y la acción y entre la vacuidad y la profundidad.

Massimo Pisani, Octubre 2017

Paisajes protegidos

paisages-protegidosPaisajes protegidos: de Folquer a São Paulo

Exposición del 4 al 30 de septiembre de 2015.Museo de BBAA de Castellón. Av. dels Germans Bou, 28, 12003 Castelló de la Plana, Castelló.

Organiza:  MARTE. Feria de Arte Contemporáneo de Castellón.

Inauguración: Viernes 4 de septiembre de 2015 a las 19h.

ALBANO – Elena ALONSO –  Marlon de AZAMBUJA –  Victor CÁMARA – Calo CARRATALÁ – Juan CUÉLLAR – DIS BERLIN -Francisco FARRERAS – Robert FERRER i MARTORELL – Hugo FONTELA – Miguel GALANO – Pep GARRO – Joan HERNÁNDEZ PIJUAN – Eduardo INFANTE – LIDÓ RICO – Rafa MACARRÓN – Joaquín MICHAVILA – Pedro MUIÑO – José Carlos NARANJO – Guillermo PÉREZ VILLALTA – Massimo PISANI – Sara QUINTERO – SEÑOR CIFRIÁN – Lidia TOGA – Ramón URBÁN – José María YTURRALDE – Jesús ZURITA.

En la presente exposición hemos querido dar una visión del paisaje que recorre algo más de una década. Del año 2002 data un gouache de Joan Hernández Pijuan, autor del que este año  conmemoramos el décimo aniversario de su fallecimiento. De este modo, el título de la exposición hace referencia a Folquer, población de la comarca de la Noguera (Lleida), cuyo paisaje siempre llevó en su memoria. Por otro lado, la pieza de Marlon de Azambuja, del año 2015, con la imagen de la ciudad de São Paulo, pone el contrapunto con una vista cosmopolita e internacional.

Paisajes de desiertos, de instalaciones improbables, de ciudades en expansión, de ruinas, exóticos, transmisores de felicidad, de amistad, de campos, de playas, pétreos, de parques nevados, de bosques, de campos arados, literarios, orientales, cósmicos, de albufera, del Quattrocento, solitarios, idílicos, industriales, acotados, botánicos, interiores, de tránsito, espirituales y morfológicos. Paisajes que están ahí, pendientes como en un limbo, como en la memoria de alguien, protegidos, donde nunca va a pasar nada (aunque nunca se sabe). Lugares que desearíamos visitar para estar tranquilos y donde nadie nos amenazará.

Javier Martín