Archivo de la categoría: Textos

Textos del artista

Slow machines

Diapositiva115click image to preview

Slow machine – video mp4 – duración 7.47 minutos – Massimo Pisani – 2015 –

El proyecto “Slow machines” se ha desarrollado alrededor de la idea de un uso inapropiado de las nuevas tecnologías a través de la creación de imágenes realizadas con un programa no muy apto para la grafica, siguiendo un proceso de construcción de artefactos que conforman un universo mecánico adjuntando piezas singulares hasta obtener la imagen final.

El concepto desde el cual nace la obra, es una reflexión sobre el cambio de época que estamos viviendo donde a una aceleración progresiva de las comunicaciones corresponde una pérdida de la relación entre producción y economía.

Una vez mas es una afirmación de una sociedad pos-industrial y pos-históricas donde el pensamiento global se enfrenta a otras conductas fuertemente nacionalistas.

En fin se trata de maquinas obsoletas, inútiles y afirmaría con una paradoja: de un pasado contemporáneo.

Arte en la guerra – Guerra en el Arte

Arte-en-la-guerra-Guerra-en-el-Arte

Las Vanguardias, como tales, tienen corta vida, juegan con ataques sorpresa y se retiran pronto en las trincheras.

El mundo del Arte, como el de la guerra, aprende rápido del enemigo, se aprovecha de las nuevas estrategias sugeridas por las ofensivas. De manera inequívoca, consiguen aprender de las circunstancias y, a menudo, aplastar el poder revolucionario de las avanzadas.

Yo, como soy de retaguardia, escucho los comunicados desde el frente de asalto y como consecuencia de las informaciones recibidas, consolido la brea de los caminos, ganando terreno lentamente para un avance seguro de la tropa en territorios todavía desconocidos.

A veces las apisonadoras se averían y tengo que recurrir a nuevos recursos para no quedarme atascado en el barro de la pura estética.

Después del barro otoñal, las amenazas vienen con la llegada del álgido modo y acompañadas por fuertes rachas de viento cargado de convención.

Mi padre, participó a su pesar en la campaña de Rusia en la segunda Guerra Mundial en el ejército italiano.

Tuvo suerte de ser mecánico saber conducir camiones y poder así regresar con vida de la masacre y del barrizal ruso.

Siempre me dijo que antes de ponerse la indumentaria y para poder tener un mínimo de higiene personal en condiciones extremas,  lo mejor es sumergir las prendas  en gasolina y luego dejarlas secar al aire. Aunque fuera invierno, la evaporación de una sustancia tan volátil permite un secado bastante rápido. Esto permite evitar coger piojos, sobrevivir al invierno y al tifus.

Mi gasolina es el lenguaje, me defiende de lo visible y aniquila lo invisible, me ampara del oportunismo y de la seducción de la “forma”.

Codice (Im Reich des Schattens)

Im Reich des Schattens ( En el Reino de las Sombras)

Las palabras impresas en los libros, son negros testigos viviendo en la oscuridad.

Las cucarachas como las palabras pasan también su existencia entre tinieblas.

Abrir un libro es como destapar una alcantarilla: las palabras recobran vida, corren rápidas para que nadie pueda pisarlas.

Tienen urgencia de sobrevivir para reproducirse y multiplicarse en miles de pensamientos.

A veces las palabras asustan poniendo al descubierto nuestras fobias, hablan de cosas profundas, viven de nuestros desechos, pasean los rincones obscuros de nuestro ser.

Se comenta que las cucarachas son insectos muy resistentes y según me han comentado, aunque aplastándolas suelten huevos de los cuales nacerá otra progenie.

Deseo que las palabras sigan siendo como las cucarachas, resistiéndose a lo superficial y que sigan reproduciéndose en la oscuridad donde todo sucede a nuestro pesar.

Volo

Volo, Mixed media cm. 70x50x7 -1980- (destruida)

Volo, Mixed media cm. 70x50x7 -1980- (destruida)

El Arte es como una autopsia.

La Obra es el resultado de la investigación y se manifiesta en un cadáver cosido sumariamente.

Massimo Pisani, Septiembre 2014

MTRL

MTRL 10 M.D.F.,bamboo, grafito -2012-.jpg resize

MTRL 10, M.D.F., bamboo, grafito -2012-

MTRL

Después de haber determinado nuestros tiempos como áreas de fragmentación, y hablo de fragmentaciones debidas al estallar las ideologías del siglo veinte y la consecuente caída de la estética relacionada a dichas ideologías, me gusta pensar y creo oportuno, recoger los pedazos de dicha estética y volver a recomponerlos para darles nuevas oportunidades lingüísticas.

No intento con esta actitud acercarme a la idea del reciclaje, que deja patente el carácter de rescate del objeto como contenedor de su pasado, sino a la utilización de estos elementos en el sentido meramente estructural y utilitario.

Despojar el fragmento de su carga sentimental, estructurarlo, cristalizarlo, ocupando el espacio exterior con nuevos objetos que, despacio, crecerán como organismos nuevos caracterizados por su aspecto hiriente e incomodo.

Después de las ideologías no queda otra opción alternativa que la construcción.

Massimo Pisani, Julio 2013

 

Compases Pangoniométricos

Compás pangoniometrico 20, Lapiz sobre papel cm.29,8x43 -2013-

MTRL

Desde siempre estoy fascinado por el dibujo científico y técnico, dibujos anatómicos y luego arquitectónicos han acompañado mi formación y me han enfrentado, de forma directa o indirecta a la dicotomía entre lo natural y lo artificial.
Este dilema no deja de acompañarme a la hora de emprender un nuevo trabajo, poniendo en evidencia mi tendencia constructiva con el fin de acercarme a la idea de una naturaleza artificial o a un artificio natural.
Me fascinan las líneas y las convenciones utilizadas para llegar a interpretar un objeto (hablo de convenciones como las proyecciones ortogonales, la perspectiva,  la teoría de las sombras etc.).
Prefiero observar un dibujo de ingeniería que un dibujo artístico, encontrándolo tan atractivo como feroz a la hora de presentar la verdad.
El dibujo técnico, a través de su objetividad, llega a traspasar el límite de lo “real” para emprender un camino hacia lo “ideal”.
Yo me enfrento a esta cuestión, en primer lugar afilando mis lápices como si de armas se tratara, y untándolos con un elemento paralizante en el intento de detener el momento: el acto.
Me gustan las heridas que deja el grafito en el papel y a veces en las manos: las aprecio tanto cuanto los involuntarios tatuajes de tinta china, dejados en mi cuerpo por las plumas de mí pasado como delineante en la escuela donde me formé.
Me gustan las finas líneas, otras gruesas como cortes en un cuerpo que hay que diseccionar.
Disección, de esto se trata.
Se me ocurre que diseccionar y dibujar tiene (en italiano) la misma onomatopeya y la misma etimología: dissezionare – disegnare.
Trazar, dejar una huella, una señal. Descomponer las dos dimensiones del papel, perforarlo, cruzar el umbral de la representación.
El dibujo deja la posibilidad de que la obra sea una “obra abierta”, en una especie de contradicción o mejor un oxímoron entre lo real y lo ideal.
El grafito tiene el color y los reflejos del plomo, se hace resbaladizo e impermeable, después de haberlo frotado sobre una superficie.
Esta impermeabilidad consigue comunicarnos la perdurabilidad transfiriendo la idea de lo inmutable al trazo que, de por si es inmanencia, momento, accidente.
La serie “Compases pangoniométricos” se componen de planos que voy esbozando a mano alzada y luego repaso con escuadra  con la intención de que, como es mi costumbre, la obra excluya o reciba menos información sobre autoria, emociones, sensaciones, empatia.

Massimo Pisani. Abril 2014

Codice Docile (una reflexión)

Codice docile  Impresiòn digital sobre lona PVC, aluminio cm.152x153x4,5 -2003-

Codice docile, Impresiòn digital sobre lona PVC, aluminio cm.152x153x4,5 -2003-

No entiendo como muchos artistas rehusen de la “palabra” amparándose detrás de la humosa cortina que se interpone entre la obra y su comprensión y que se espesa con la frase “La obra habla por sí misma.” Desde siempre he pensado que antes ha sido el verbo y luego la imagen. Aunque fuera un sonido gutural o un ruido descompuesto y poco comprensible, la palabra ha anticipado la imagen como concepto del yo transferido en el espacio. El nacimiento de la pintura y la creación de la imagen se origina de un esputo de pigmentos sobre una mano apoyada a una pared de roca y sigue, en la contemporaneidad, anclada a esta matriz de orden endógeno: una tentativa de conseguir una transposición del interior al exterior sin llegar a traspasar el límite de la representación. Es sabido que nunca tuve gran afinidad con la “pintura” y sus principios de representación. Esto no significa un rechazo completo hacia este medio, pero un cierto recelo a la hora de ponerme delante de un cuadro. Nunca he podido definirme como pintor aunque haya usado este medio de expresión. Prefiero usar el pincel como un cincel, considerando el dibujo como algo imprescindible para esgrafiar y erosionar la realidad, para despojar de la mentira todo lo que se oculta detrás del pigmento, de la piel. Elijo dejar lo sensible y lo emotivo en otros ámbitos y compartirlos con otras formas lingüísticas. La escritura como consecuencia de la palabra, ha ido tomando relieve en mi obra y poniendo de manifiesto la dificultad de comprensión consecuente al desconocimiento de determinados códigos compartidos y asumidos por cultura y costumbre. En la obra “Codice Docile” me enfrenté a la escritura automática poniéndome delante del teclado del ordenador y exigiéndome el uso de los que yo defino como “signos ortogonales y mudos”. Me di cuenta que el tiempo de ejecución de tal escritura, me obligaba, en algún punto de su desarrollo, en tomar conciencia y elegir voluntariamente un signo respecto a otro, deslizándome hacia una elección en el ámbito estético, perdiendo así irremediablemente la posibilidad de conseguir un automatismo completo en la elaboración del texto. Llegué a la constatación que lo automático está inversamente proporcional a la duración: a la inminencia, al tiempo. Estoy convencido de que se pueden individuar los lapsos consientes a través de un profundo análisis relacionando la semiótica con la mecánica (la articulación de la mano, la sintaxis de la visión, los patrones secuenciales etc.). En fin un “Codice Dócil”.

Massimo Pisani. Marzo 2014

 

Ciencias innaturales

 

Bisogna stare attenti 1, Materiales plásticos, metal, D.M. lacado cm. 10x19,5x10 -2009-

Bisogna stare attenti 1, Materiales plásticos, metal, D.M. lacado cm. 10×19,5×10 -2009-

Ciencias Innaturales (Artificial life, a life, alive)

Cuando el hombre se acerca a la tecnología, siempre resulta como aproximación a lo inesperado y a la tensión generada por la investigación que conduce en territorios hasta entonces desconocidos, umbral entre lo conocido y el ignoto por conocer. Toda experiencia humana se desarrolla en estas vertientes y el investigador como el artista suelen quedarse en este linde entre conciencia e intuición, conocimiento y videncia, realidad y imaginación (presunción a parte). Es un ser evidentemente condenado a la duda, pero, como todo ser, tiene conciencia de sus limitaciones que si bien dirigidas pueden generar nuevas mecánicas de existencia como ente o, mejor, como “entidad”. El circulo nunca se cierra, el hombre es un punto de unión y fractura de este circulo. En el mismo instante que percibe la idea de pertenencia y de “ser”, percibe también la sensación de exclusión y que su “proceso vital” tiene lagunas amplias y ,a veces, profundas, dicotomía indisoluble, trait d’unión entre lo conocido y desconocido, partícula impalpable de la transformación. Transformación, no creación. Generalmente todo desarrollo tecnológico nace del estudio e exploración de la naturaleza y las nuevas herramientas generadas de la trascripción y adaptación de sistemas de funcionamientos naturales. Sobre el termino “natural” siempre he tenido dudas muy grandes: donde empieza lo natural y donde lo artificial y donde, en mi opinión, lo cultural? El paisaje natural es lo que nadie ha visto; cuando el hombre se acerca a la naturaleza lo hace siempre de forma cultural el paisaje mismo se transforma en paisaje cultural. Con estas ultimas obras he intentado acercarme a la naturaleza de forma inversa, partiendo del montaje y ensamblaje de materiales de uso industrial, como es habitual en mi forma de trabajar, aproximándome esta vez a problemas de orden físico, una “física básica” como suelo definirla: tensión, compresión y gravedad. Investigando sobre estos elementos aplicados a materiales tecnológicos (low technology), he llegado a la conclusión a la cual todos fiscos han llegado por otros caminos: todas formas de la naturaleza están generadas y adaptadas a hechos físicos y el el proceso constructivo genera casi siempre formas biomorfas que se desarrollan a partir de elemento básicos, de su multiplicación y su interrelación (fractáles, módulos , series). “El tiempo” de realización de una pieza es elemento fundamental de la investigación para resolver problemas estéticos y mecánicos y, creo, que lo importante de una obra de arte es que genere preguntas, para seguir viviendo como “entidad” desvinculada de toda “teoría sensible”, y autoria para funcionar como maquina capaz de triturar tiempo y espacio e imponerse como elemento de perdurabilidad en la conciencia del espectador. Llegar a la naturaleza por el proceso inverso e investigar sobre problemas de orden estético y mecánicos, me han permitido aproximarme al funcionamiento progresivo y regresivo de la naturaleza y con estos últimos trabajos espero haberme podido acercar un poco mas al origen, y al final siendo yo también partícula infinitesimal del Todo y de la Nada.

Massimo Pisani 2009

Anáfrasi

Conjunto de dos palabras ana (del griego ἀνά -ana-, puede tener varios significados como: sopra en Italiano, en arriere en Francés, de vuelta en Español) y frase (locución, oración).

Anafrasi es una investigación sobre las posibilidades lingüísticas de las formas y las texturas en un afán de conseguir, a través de la síntesis, un equilibrio formal y estético. Se trata de obras en las cuales mi interés por la escritura en su transposición hacia los codigos o mejor los códices, se hace patente una vez mas.

Anafrasi es un trabajo en el cual he intentado a través de la ortogonalidad elaborar nuevos medios lingüísticos donde la locución es ausente. Se trata de un conjunto de obras que analizan un lenguaje “otro” determinado por el orden y la escansión rítmicas de los elementos constitutivos (cuadrados y rectángulos de cartón superpuestos) en una búsqueda de niveles de comunicación determinados por la ausencia de significado , pero si significar.

Anafrasi es horizontalidad de una lengua longitudinal, paralela a la línea de tierra: no hay nada trascendental, solo materialidad y ordenación de fragmentos sobre un plano. Frases ausentes o ininteligibles.

Massimo Pisani.  Octubre 2013